Menu

Postparto e Hipopresivos

Ejercicios que elevan el útero y tonifican el suelo pélvico

El cuerpo de la embarazada nunca vuelve a ser el mismo tras dar a luz. Volver a lucir una silueta muy similar a la original requiere fuerza de voluntad para seguir un plan nutricional y dedicar un tiempo al ejercicio físico. Y si es gimnasia abdominal hipopresiva, mucho mejor porque está especialmente indicada en el posparto. El método surgió en los años 80 y fue creado por Marcel Caufriez, doctor en Kinesiterapia.

La gimnasia hipopresiva consiste en realizar grupos de ejercicios en los que a partir del control de la respiración y el diafragma se logran elevar vísceras como útero, vejiga e intestinos. También se consigue mejorar el tono de suelo pélvico después del parto.

Qué son los abdominales hipopresivos


Tonifica el suelo pélvico. “En las clases se enseña a las mujeres a elevar el ombligo hacia arriba desde el diafragma con una respiración especial. Así, se produce de una forma refleja una tonificación del  suelo pelvico y de la cincha abdominal. Se ejecutan en una postura estática”, explica Ana Fernández Gómez-Cano, profesora de gimnasia abdominal hipopresiva.

Corrige malas posturas del embarazo. Esta gimnasia, además, corrige la postura (con el embarazo se produce hiperlodosis. por el aumento de la curva lumbar). Coloca la columna sin ofrecer presión abdominal, trabaja mucho los brazos y reduce la tensión del abdomen bajo. A veces el vientre caído se debe a problemas posturales: hombros caídos, tendencia a sacar tripa, cabeza adelantada o pies y rodillas en mala posición.